IES La Albericia

Archivo para 21 de abril de 2016

Verónica Ortiz, autora del cartel de Cantabriaskills 2016

El Departamento de Artes Gráficas del IES La Albericia colabora en la compleja organización de las Olimpiadas de FP ‘Cantabriaskills 2016’. Una primera muestra de ello es el cartel anunciador de este evento, elaborado por Verónica Ortiz Campani, alumna del primer curso del Ciclo de Grado Medio de Preimpresión Digital.

CARTEL definitivoWEB

El campus del IES Augusto G. Linares (Peñacastillo) acogerá, del 10 al 12 de mayo próximos, las Olimpiadas de FP ‘Cantabriaskills 2016’, un evento en el que los alumnos de los centros de Formación Profesional de Cantabria de 22 especialidades compiten para demostrar ser los mejores profesionales de su sector.

Durante las olimpiadas se celebrarán numerosas actividades relacionadas con la Formación Profesional y el desarrollo de talleres de emprendimiento, charlas de orientación profesional, demostraciones tecnológicas, presentaciones de proyectos de innovación y la difusión de productos creados y desarrollados por los alumnos participantes en las Olimpiadas de Formación Profesional.

Reinterpretando a Spirou

La ilustración española rinde tributo a este mítico personaje del cómic europeo con la exposición Se pronuncia Espirú y se escribe Spirou, que se exhibe en el IES La Albericia hasta el próximo 29 de abril.

CARTEL COMIC.indd

El Aula Polivalente del Departamento de Artes Gráficas del IES La Albericia acoge la exposición Se pronuncia Espirú y se escribe Spirou, que se prolongará hasta el próximo 29 de abril. La muestra, promovida por la Asociación de Amigos de la Narración Gráfica, exhibe 45 obras de los más granado de la ilustración española, que reinterpretan el personaje del cómic Spirou, con una gran variedad de estilos, que van desde el pop, manga, americano, pin-up, pasando por lo abstracto o el cartelismo de propaganda. Entre las obras cabe citar las creaciones del murciano José Luis Munuera, autor de cuatro álbumes para la serie Spirou y Fantasio entre 2004 y 2008; Iban Coello, un valor en alza dentro de Marvel Cómics; Fernando Vicente, un habitual en las páginas de El País y las principales revistas españolas; o Rafa Vaquer, el creador de Johnny Roqueta, por citar sólo algunos ejemplos de un plantel de creadores excepcional.

Un cómic histórico
En 1938, tal día como hoy, un 21 de abril, vio la luz este mítico personaje en la revista infantil Le Journal de Spirou, publicada por el editor valón Jean Dupuis. Setenta y ocho años le contemplan a este cómic, los mismos que Superman, rivalizando también con otros iconos de la ilustración europea, como Tintín o Asterix y Obelix. Durante este tiempo, ha vendido más de 30 millones de ejemplares en todo el mundo, se han publicado más de 60 álbumes realizados por 25 autores distintos y se ha traducido a 23 idiomas.

Se trataba de un personaje pícaro y aventurero, características de un joven travieso que en el sur de Bélgica llaman spirou (‘ardilla’ en dialecto valón). Su creador, Rob-Vel (1909-1991) le dio un aspecto de botones, con uniforme y gorro rojos. Dibujó a Spirou hasta 1943, fecha en la que vendió los derechos al editor. Jijé se hizo cargo del personaje, creando al personaje de Fantasio para añadir más humor a la serie, aunque su gran renovador fue Franquin que transformó la serie de historias cortas en largas aventuras de complicados argumentos. Cuando a Francisco Ibáñez le mandaron crear El sulfato atómico (1969) le dijeron que dibujase como Franquin. A pesar de los excelentes resultados, no lo volvería a hacer porque dijo que tardaba cuatro veces más que con su propio estilo. Además, el personaje de El Botones Sacarino es el homenaje de Ibáñez a Franquin y a Spirou. Representa el estilo clásico del cómic europeo.

Tras Franquin, Fournier mantuvo el nivel de la serie durante nueve álbumes, dando al personaje un toque más moderno. Más tarde, otros autores le dieron vida, como Nic Broca y Raoul Cauvin, pero la gran revolución llegaría con Philippe Tome (guión) y Janri (dibujo), que consiguieron el aplauso de crítica y público. Y lo hicieron homenajeando a Franquin. Su mayor hallazgo fue crear la versión infantil del personaje. El pequeño Spirou, que fue un enorme éxito y al que se siguen dedicando hoy en día.

Otros grandes autores, como el guionista Jean-David Morvan y el dibujante murciano José Luis Munuera han mantenido la calidad. Actualmente tienen esta responsabilidad el dibujante Yoann y el guionista Fabien Velhman (Green Manor). Además, no hay que olvidar la popular serie de televisión que emitió, en su día, TVE.